Publicado Septiembre 07, 2022 | Bárbara Millán Castillo

Reflexiones de un emprendedor con corazón

Reflexiones de un emprendedor con corazón

Consejos para no decaer en momentos de transformación mundial

 

En tiempos de transformación es común que, con mayor frecuencia, se pase por nuestra mente la idea de decaer o abandonar nuestro emprendimiento. Sin embargo, el no decaer también implica mucho trabajo pero no sólo de tu negocio sino que de ti misma y aquí te cuento como.

Hoy por hoy los números son claros y muy similares en todo el mundo. Según la compañía de software financiero Bloomberg el 75% de las PYMES decaen y no llegan a los tres años de vida y del porcentaje restante solo un 20% llega al quinto año y lo que queda a los 10 años.  Si bien estos números no son muy alentadores, 2 de las características fundamentales de estos descensos son la falta de recursos económicos y la desorganización con falta de motivación de los emprendedores.

Sabemos que para comenzar un emprendimiento tenemos que contar con un cierto capital eso todas lo tenemos claro por eso no lo abordaré ahora. Pero, en un mundo tan interconectado lleno de millones de estímulos, el poder organizarse, ser eficientes y motivadas no necesariamente es un capital con el que todas contamos. Sumémosle que además muchas contamos con el título de madres, cuidadoras del hogar y un sin fin de labores que dificultan el camino.  Ahí es cuando pese a todo debemos recordar el por qué iniciamos y cómo en momentos de incertidumbre, transformación o crisis; podemos mantenernos en pie.

 ¿Cómo lo hacemos? Simple y concreto, las palabras claves son organización y conocimiento, no de tu negocio sino que de ti misma. Cada una de nosotras es muy diferente a la otra, pero aún así compartimos ciertas similitudes biológicas, emocionales y energéticas que si las conocemos y trabajamos en base a ellas, serán un gran apoyo para no decaer e incluso llegar muy lejos.

Aquí te comparto 4 claves que si las practicas día a día lograrás todo lo que te propongas:

 

1.- Conoce y entrena tu mentalidad

Ya habrás oído la frase: “Todo es mente, el universo es mental” – El Kybalion. Por eso parte de no decaer en nuestro negocio (y en la vida en general) es mantener la mentalidad positiva y eso implica abrirla de tal manera que ésta sea flexible y así pueda adaptarse a los cambios del entorno y ver oportunidades donde los demás ven fracasos.

Esto lo puedes hacer con ejercicios de auto verbalización (hablarte a ti misma) y visualización que te recuerden tus sueños, motivaciones, logros, fortalezas, cual es tu regalo para el mundo y todas esas cosas que te permitirán vivenciar nuevamente los tesoros de tu vida y así no perderás la motivación y sacaras fuerzas y flexibilidad para mover tu negocio.

2.- Haz estructuras para mantener tu enfoque

Luego de trabajar todos los días en tu mentalidad es fundamental que puedas darle apoyo organizando tu trabajo concreto. La frase clave de esto es: Trabaja todos los días, aunque sea un poco.

-       Haz una lista.

Es muy necesario hacer una lista, sino el tiempo se nos va en organizar, pensar y recordar las tareas por hacer. Al hacer una lista es súper trascendental elegir lo importante de lo demás. Te recomiendo dividir la lista en dos, en los puntos GRANDES y los PEQUEÑOS, en los puntos grandes escribes todo lo urgente o importante y en los pequeños las demás tareas que pueden esperar. Con esto además de ayudarte a trabajar con prioridades te da la facilidad de aprender a delegar las labores de la lista de pequeños.

-       Haz mínimo 3 tareas al día.

-       Distracciones fuera.

Cuando trabajes pon tu teléfono en modo avión, ya que mirarlo varias veces solo drena tu energía. Además recuerda que las llamadas de los clientes las podrás devolver.

3 .- Conoce y únete a tu ciclo menstrual

Todas pasamos por las 4 fases de nuestro ciclo, independiente de nuestro estado físico/biológico, nuestro ciclo es nuestro “tiempo”, sin embargo muchas veces lo pasamos por alto y tratamos de ser productivas, creativas y organizadas en “tiempos” donde nuestra naturaleza no ofrece las mejores condiciones. Por eso trabajar conectada a tu ciclo no solo es una forma de autoconocimiento sino que también, una forma extraordinaria de sacar lo mejor de ti honrando y respetando tu cuerpo. Te dejo aquí los ciclos y como aprovecharlos, sin embargo igual las sensaciones y potencialidades pueden variar de mujer en mujer.

-       Fase Folicular / Primavera / Después de la menstruación

Aquí nuestra energía se siente de florecer, de unirte con los demás y buscar oportunidades. Muy sociable, ideal para conectar.

-       Ovulación / Verano

Aquí tenemos mucha energía, mucha fuerza, está ideal para crear nuevo contenido, nuevos productos, lanzarlos comunicacionalmente, etc. Estamos 100% creativas y activas.

-       Fase Lútea / Otoño

Aquí comienza a bajar nuestra energía, nuestro cuerpo físico se prepara para la menstruación por lo que nos sentiremos bajas en revoluciones y algunas con emociones revueltas. Ideal bajar el ritmo y usar esta energía para ponernos al día y completar lo pendiente.

-       Menstruación / Invierno

Aquí nuestro cuerpo se está limpiando, necesita de mucho descanso y cuidado; estamos conectadas 100% con el todo así que mas que trabajar físicamente es incubar ideas y sensaciones para la próxima primavera.

4.- Incluye rutinas de cuidado personal

Para tener y mantener un negocio exitoso es imprescindible tener un balance en la vida e incluir rutinas de cuidado que potencien tu bienestar individual. Comer bien, hacer ejercicio, fortalecer tu amor propio y tener tiempos de ocio o distracción son necesarios para que tu ser en totalidad esté con todas sus potencialidades para llevar tu negocio al siguiente nivel. No es necesario que esto ocupe horas de tu día, en internet hay muchas secuencias de 10 minutos para ejercitarte o conectarte. ¡Hazlo por ti, hazlo por tu negocio! Las personas exitosas se cuidan mucho.

Como vez, podemos trabajar en nuestra organización y motivación para no formar parte de ese % que decae con su emprendimiento.

¡Súmate! Estos tip los uso todos los días en mantener y potenciar mi negocio, el cual en vez de caer va creciendo y fortaleciéndose incluso en momentos de transformación social. ¡Vamos! comprométete con disciplina, conocimiento y amor hacia ti porque recuerda que tu eres la líder, ejecutiva y maestra. Si tu estás bien, tu negocio también.

 

Por Bárbara Millán Castillo, Fundadora de Amoroso Negocio